PROVIDENCE, Rhode Island, EE.UU. (AP) — Un senador estatal republicano fue acusado de extorsionar sexo a un miembro del programa de asistentes del Senado, según la acusación formal de un jurado investigador hecha pública el lunes.

La acusación se abrió al público después que el senador Nicholas Kettle fue encausado con dos cargos de extorsión en la Corte Superior de Providence. Kettle está acusado extorsionar sexo a un ayudante en varias ocasiones. Kettle se declaró inocente y fue puesto en libertad tras el pago de una garantía personal de 50.000 dólares.

Debido a la noticia, el presidente del Senado, el demócrata Dominick Ruggerio, exigió nuevamente la renuncia inmediata de Kettle. Ruggerio se dijo “horrorizado y asqueado por las acusaciones”.

Si Kettle no renuncia, el Senado buscará expulsarlo, afirmó Ruggerio. Dijo que también solicitó al director jurídico del Senado que efectúe una revisión inmediata del programa de asistentes.

“Hemos conversado con la mayoría de los asistentes para garantizar que conocen sus derechos laborales así como los procedimientos para denunciar cualquier acto indebido”, señaló Ruggerio.

Kettle, de 27 años, fue acusado formalmente la semana pasada, pero los detalles de los cargos de extorsión continuaron reservados el fin de semana. La policía estatal acusó el viernes por separado a Kettle de voyerismo en video y el abogado del legislador afirmó que su defendido niega haber cometido delito alguno.

En la acusación formal se afirma que Kettle extorsionó sexo al ayudante en dos ocasiones en 2011. En la acusación se señala el nombre del asistente, pero The Associated Press no identifica a posibles víctimas de delitos sexuales a menos de que ellos hagan pública su denuncia y acepten la difusión de sus nombres. En el perfil del asistente en LinkedIn se afirma que fue asistente de febrero de 2011 a mayo de 2012.

Kettle, uno de cinco republicanos en el Senado de 38 integrantes, no hizo declaraciones a la prensa afuera de la corte ni hizo comentarios sobre si renunciará, pero su abogado señaló al ayudante como rival político del legislador. Según expedientes de las elecciones estatales, el asistente compitió como independiente contra Kettle en 2014, tres años después de ocurrida la supuesta extorsión.

El portavoz del Senado, Greg Pare, dijo que el programa de asistentes del Senado incluye a 67 asistentes, todos contratados a recomendación de los senadores.