LONDRES (AP) — Fue casi que un calco de Usain Bolt.

Lenta salida, gran remontada y finalmente darse el lujo de mirar hacia ambos lados antes de cruzar al trote la meta.

Esta vez se trató del sudafricano Wayde van Niekerk al ganar el sábado su eliminatoria de los 400 metros, la primera carrera de las seis que podría disputar en igual número de días en el Mundial de atletismo.

El campeón olímpico cruzó la meta con un tiempo de 45.27 segundos, 26 centésimas por delante del costarricense Nery Brenes, quien al final fue descalificado por invadir un carril contrario.

Como ocurre con Bolt, el que un rival se despegue de entrada no lo inquieta. Van Niekerk contó con la suficiente fuerza para dejar atrás a Brenes.

Van Niekerk vino a Londres con el fin de completar el doblete de los 400 y 200 metros. Se le señala como el próxima gran estrella del atletismo con el retiro de Bolt tras el Mundial.

En ambas carreras, sin embargo, tendrá que batirse con Isaac Makwala. Su rival de Botswana también exhibió sus galones. Luego de una salida a todo vapor, Makwala aflojó el paso en la recta final para cronometrar 44.55, el registro más rápido de la jornada matinal.

Los dos también son adversarios en los 200, pero la suya es una rivalidad sin antipatía alguna.

"Wayde van Niekerk es mi hermano”, dijo Makwala. “Queremos conquistar el mundo junto y alcanzar la final por África”