SAN SALVADOR (AP) — La tormenta tropical Selma tocó tierra en El Salvador el sábado con fuertes vientos, lluvias y oleaje antes de disiparse por la tarde, mientras que en el Caribe se formó otro fenómeno similar de nombre Philippe y arrojó aguaceros en Cuba para posteriormente seguir hacia Florida.

Selma golpeó la costa salvadoreña por la mañana y posteriormente se debilitó en su ruta tierra adentro hasta desaparecer, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Las autoridades salvadoreñas reportaron algunos daños en carreteras por árboles caídos y deslizamientos de tierra, y persiste la amenaza de desbordamiento de ríos porque, según indicó el director de Protección Civil salvadoreño Jorge Meléndez, continuarán las lluvias de moderadas a fuertes durante todo el sábado y ya hay mucha humedad en el suelo.

Mientras tanto, en el Caribe se formó la tormenta tropical Philippe sobre Cuba, con vientos máximos sostenidos de 64 kilómetros por hora (40 millas por hora) y ráfagas más fuertes. La tormenta, que arrojó intensas lluvias en el centro de la isla, se situaba el sábado por la tarde 195 kilómetros (120 millas) al suroeste de los Cayos de Florida y se movía hacia el norte a 47 kph (29 mph). De seguir con esa velocidad, se esperaba que Philippe atravesara el estrecho entre Cuba y Estados Unidos durante la noche con rumbo a la península.

La alerta por tormenta tropical es efectiva para parte de Cuba y las Bahamas, y hay avisos activos ante este fenómeno en los Cayos y partes del sureste de Florida.