NUEVA YORK (AP) — El lanzador dominicano de los Mets de Nueva York, Jenrry Mejía, recibió autorización para su reincorporación condicional tras su suspensión de por vida por uso de sustancias prohibidas y podría regresar para la temporada 2019.

Mejía se convirtió en el primer jugador en ser suspendido de por vida bajo el programa de sustancias prohibidas del béisbol de las Grandes Ligas en febrero de 2016, luego de su tercer examen positivo por un esteroide prohibido. Un año después se le permitió solicitar su reincorporación.

El comisionado del béisbol, Rob Manfred, dijo el viernes que Mejía podría participar en entrenamientos no públicos en las instalaciones del equipo luego del receso por el Juego de Estrellas y será elegible para asignación de rehabilitación en ligas menores a mediados de agosto. Si cumple con condiciones específicas, sería elegible para reanudar las actividades de béisbol cuando inicie el campamento de primavera en febrero.

Manfred se encontró con Mejía el año pasado, luego que presentó la solicitud de reincorporación.

“El señor Mejía expresó arrepentimiento por las malas decisiones que tomó en el pasado y me aseguró que, si es reincorporado, se apegaría a los términos del programa (de sustancias) en el futuro”, dijo Manfred en un comunicado. “A la luz del arrepentimiento del señor Mejía, su compromiso para cumplir con el programa en el futuro y el hecho de que ya habrá pasado casi cuatro años consecutivos suspendido sin paga, he decidido darle al señor Mejía una última oportunidad para reanudar su carrera profesional”.

El derecho, que cumplirá 29 años en octubre, firmó en 2007 con los Mets y llegó a las Grandes Ligas en 2010, para luego convertirse en su cerrador en 2014, cuando tuvo 28 salvamentos en 31 oportunidades. Tiene foja de 9-14 con efectividad de 3.68 ERA en 18 aperturas y 95 apariciones como relevista.