CANBERRA, Australia (AP) — Las autoridades en Papúa Nueva Guinea trabajaban el lunes para evacuar a miles de personas en peligro por una erupción volcánica en el norte del país, según indicó el lunes el gobierno de la nación insular del Pacífico Sur.

El primer ministro, Peter O’Neill, dijo que había dirigido todos los recursos del estado relevantes para apoyar la evacuación de personas amenazadas por erupciones volcánicas en la isla de Kadovar, en la región de Sepik Oriental.

También pidió a las comunidades en la costa norte que estuvieran alerta por posibles tsunamis provocados por la actividad volcánica.

“Los volcanes son muy impredecibles. Oímos varios reportes de que está aumentando la actividad y tenemos que tomar todas las precauciones para mantener a nuestra gente a salvo”, indicó O’Neill en un comunicado.

“No correremos riesgos con vidas humanas. Saquemos a la gente de la zona de riesgo ahora y vigilemos de forma constante la actividad del volcán”, añadió.

Los vuelos en la zona se cancelaron y se dio aviso para que los barcos evitaran la zona, indicó.

Unas 3.000 personas estaban siendo evacuadas de la isla Biem, 12 kilómetros (7 millas) al oeste de Kadovar, donde las erupciones de ceniza obligaron a evacuar a otras 700 personas en la última semana, según la Australian Broadcasting Corp.

Papúa Nueva Guinea se encuentra en el Anillo de Fuego del Pacífico, y sufre terremotos y erupciones volcánicas frecuentes.