SARAJEVO, Bosnia-Herzegovina (AP) — Bosnia debe esforzarse más para ayudar a los migrantes, dijo el martes un funcionario europeo de derechos humanos, a medida que el país devastado por la guerra debe vérselas con un flujo creciente de gente que trata de llegar a Europa occidental a través de los Balcanes.

Dunja Mijatovic, comisionada europea por los derechos humanos, expresó su preocupación en una carta a las autoridades bosnias por la “falta de una respuesta sistemática” a la situación de los migrantes que duermen a la intemperie en calles y parques.

“Me preocupa saber que muchos refugiados y migrantes, incluso familias con niños, duermen en las calles y tienen acceso esporádico a los alimentos”, escribió Mijatovic. “Esta situación no puede continuar así”.

Los migrantes se han dirigido últimamente a Bosnia para evitar las rutas y fronteras balcánicas más rigurosamente vigiladas. Desde Bosnia se dirigen a Croacia, que es miembro de la UE, y de allí hacia Europa occidental.

Un asentamiento de carpas se ha instalado en Sarajevo, la capital de Bosnia, cuyos residentes, que sufrieron un largo asedio en durante la guerra de 1992-95, les llevan alimentos y ropa.

El consejo de ministros de Bosnia se disponía en las próximas horas a aprobar medidas para proporcionar alojamiento, alimentos y atención médica a los migrantes. Algunos funcionarios han advertido que podría afectar la economía debilitada del país.