TEHERÁN (AP) — La hostilidad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia el acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015 está afectando a la inversión extranjera en el sector energético pese al levantamiento de sanciones sobre Irán, según indicó Teherán el domingo.

La incertidumbre sobre el futuro del acuerdo, que Trump ha amenazado varias veces con cancelar, está asustando a los posibles inversores, dijo a la prensa el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh.

Trump renovó en enero la certificación del cumplimiento del acuerdo, pero dijo que no volvería a hacerlo en mayo si no se hacían cambios.

Irán confía en atraer más de 150.000 millones de dólares en inversiones para reconstruir su sector energético tras años de sanciones. El año pasado firmó un acuerdo de gas de 5.000 millones de dólares con la francesa Total SA y una petrolera china para desarrollar un enorme campo petrolífero en alta mar.