MOSTAR, Bosnia-Herzegovina (AP) — Saltar 27 metros de un antiguo puente hacia un río se ha convertido en una preciada tradición en Bosnia-Herzegovina.

Desde hace siglos, la tradición anual en la ciudad de Mostar ha atraído multitudes ansiosas de ver la destreza con la que los habitantes locales saltan al río.

El Antiguo Puente, construido por los otomanos en 1566, es patrimonio de la humanidad declarado por la UNESCO. Fue destruido durante la guerra en los años noventa, pero luego reconstruido minuciosamente.

Cada verano los participantes saltan 27 días hasta caer en las frías aguas del río Neretva.

Los organizadores dijeron que el evento el domingo fue la 452da edición del salto colectivo. Los participantes hacen todo tipo de acrobacias antes de caer al río. Un panel de jueces luego escoge al ganador de quién tuvo el mejor salto.

El salto dura unos tres segundos, y el participante alcanza una velocidad de unos 80 kilómetros por hora (50 millas por hora) antes de caer al agua.