SANTO DOMINGO (AP) — Un tiroteo confuso en la zona fronteriza entre República Dominicana y Haití dejó varias personas heridas, entre ellas al menos tres hombres haitianos y un militar dominicano, informaron las autoridades el domingo.

El incidente ocurrió el sábado, cuando presuntamente militares dominicanos trataron de impedir el paso de un cargamento de cemento de contrabando desde República Dominicana a Haití.

El tiroteo ocurrió entre militares dominicanos y los presuntos traficantes, que no portaban ningún permiso para la exportación de la mercancía y usaron armas de fuego contra los soldados, de acuerdo con el Ministerio de Defensa dominicano.

El cargamento era transportado en seis furgones, de los cuales tres lograron pasar a Haití y los otros tres permanecen detenidos en República Dominicana, detalló en conferencia de prensa el ministro de Defensa, Rubén Paulino Sem.

Entre los choferes de los camiones había ciudadanos de los dos países.

Paulino Sem detalló que tres haitianos y un militar dominicano resultaron heridos.

El ministerio de Comunicación de Haití aseguró el domingo en un comunicado difundido en Puerto Príncipe que en total había seis heridos haitianos, de los cuales cinco permanecían hospitalizados y uno de ellos había sido operado.

Paulino Sem explicó que luego del tiroteo se registraron disturbios en territorio haitiano que fueron controlados con gases lacrimógenos por la policía de ese país.

El incidente entre militares y traficantes ocurrió, según el oficial, en territorio dominicano en una zona conocida como La Cadena, entre la localidad de Elías Piña y el pueblo haitiano de Belladere.

En esa zona fronteriza no está permitido el paso mercancías comerciales, insistió el oficial.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, había deplorado en su cuenta en Twitter, sin ofrecer detalles precisos, la violencia que dejó varios heridos en Belladere y explicó que el incidente había ocurrido "luego de una violación territorial".

"Las autoridades han sido instruidas para tomar todas las medidas apropiadas para el respeto de la integridad territorial" de Haití, aseguró Moïse.

"Rechazamos la versión de que se haya violado la soberanía haitiana", destacó el domingo en conferencia de prensa el canciller dominicano Miguel Vargas. Insistió que "estos hechos se registraron definitivamente en territorio dominicano".

Tras el tiroteo, autoridades de ambos localidades fronterizas se reunieron la víspera en la zona fronteriza y el domingo se entrevistaron delegaciones gubernamentales de los dos países para analizar medidas que eviten más hechos de violencia.

El ministerio de Defensa dominicana anunció el reforzamiento de las patrullas militares en la zona.

Los incidentes de violencia son frecuentes en la frontera entre República Dominicana y Haití, donde las autoridades no logran controlar el trasiego de mercancías, armas y migrantes.