CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El zaguero Rafael Márquez, quien fue sancionado por el Departamento del Tesoro estadounidense, fue convocado por Atlas y podría reaparecer en las canchas el miércoles en un partido por los octavos de final de la Copa MX ante Chivas.

Márquez, capitán de la selección de México, no había sido citado por su club luego que en agosto fue sancionado por sus presuntos vínculos con el narcotraficante Raúl Flores.

Su último encuentro fue el domingo 6 de agosto, cuando Atlas perdió 3-2 ante Toluca por la tercera fecha del torneo Apertura.

Tras la sanción del Tesoro el 9 de agosto, Márquez fue separado del plantel. Reapareció en los entrenamientos el 18 de septiembre.

En una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas, el jugador de 38 años de edad negó tener vínculos con Flores y dijo que lucharía por limpiar su nombre.

No ha dado más declaraciones hasta ahora.

Márquez, una de las leyendas del fútbol mexicano, es el único futbolista en la historia en ser capitán de un país en cuatro mundiales.

Antes de darse a conocer su sanción disputó la Copa Confederaciones de Rusia.

En Rusia 2018, el veterano buscará jugar la quinta Copa del Mundo de su carrera.

Márquez ha tenido una larga y exitosa trayectoria en clubes como el Mónaco de Francia y el Barcelona de España, donde logró ser el primer mexicano en ser campeón de la Liga de Campeones.