PAMPLONA, España (AP) — Cuatro corredores fueron hospitalizados el lunes tras ser arrollados o caer durante el tercer encierro de San Fermín, en Pamplona, en el norte de España, según las autoridades.

Dos de los heridos sufrían traumatismos en la cabeza y los otros dos contusiones, señaló Tomas Belzunegui, vocero del hospital provincial de Navarra.

Los protagonistas del encierro del lunes fueron los astados de la ganadería Cebada Gago, conocidos por su bravura, que hicieron que los mozos se enzarzasen en una lucha frenética para escapar de ellos en su camino hacia la plaza de toros. Los animales se separaron en dos grupos durante un encierro que duró apenas 02:33 minutos.

Las caídas o los pisotones de los toros son la principal causa de lesiones en las carreras. Aunque es menos habitual, algunos de los mozos reciben cornadas a lo largo de los 850 metros (930 yardas) que se recorren durante los encierros, inmortalizados por Ernest Hemingway en su novela de 1926 "Fiesta".