HOUSTON (AP) — Los Astros, flamantes campeones de la Serie Mundial, aún no han decidido si se reunirán con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca en caso de ser invitados.

“Acabamos de ganar el primer campeonato mundial en la historia de los Astros de Houston”, declaró el manager A.J. Hinch el viernes, poco antes que el equipo iniciara el desfile de celebración por el centro de Houston. "También estamos en uno de los países más divididos, más polarizados en cuanto a política. No sé si este es el mejor escenario para que alguien se declare de una manera o de la otra y trate de comentar impulsivamente y asumir demasiado una postura política".

Los Patriots de Nueva Inglaterra, los Penguins de Pittsburgh y los Tigers de Clemson han acudido a la Casa Blanca en meses recientes para ser felicitados por el presidente por sus respectivos títulos. Los Warriors de Golden State no hicieron el viaje después que Trump retiró su invitación. El mandatario ha manifestado abiertamente por semanas su oposición a que los jugadores se arrodillen durante el himno nacional en protesta de las injusticias sociales.

Después de la victoria de los Astros por 5-1 sobre los Dodgers de Los Ángeles en el séptimo juego de la Serie Mundial el miércoles por la noche, Trump tuiteó sus felicitaciones al equipo texano.

Hinch dijo creer que los Astros deberían disfrutar su logro, pero que una decisión sobre una visita a la Casa Blanca tendrían que esperar.

George Springer, el jugador más valioso de la Serie Mundial, dijo que su abuelo trabajó en Washington durante años y que él tiene respeto por lo que una visita a la Casa Blanca significaría.

"Es el sitio más histórico en nuestro país, representa mucho, representa mucho para mucha gente", declaró Springer.

También el viernes, el gerente general Jeff Luhnow anunció que el equipo ejerció las opciones de los venezolanos José Altuve y Marwin González. La opción de Altuve, el estelar segunda base, es por 6 millones de dólares y la del utility González es por algo más de 5 millones. Altuve lideró las mayores con un promedio al bate de .346 y conectó 24 jonrones con 81 remolcadas.

Houston también cuenta con una opción con Altuve para 2019, por 6,5 millones.

Además, los Astros completaron un acuerdo con el puertorriqueño Joe Espada, coach de tercera base de los Yanquis de Nueva York, para reemplazar a Alex Cora como coach de banca. El boricua Cora fue contratado para dirigir a los Medias Rojas de Boston.