SEÚL (AP) — Una delegación presidencial surcoreana viajó a Corea del Norte a fin de conversar sobre los preparativos de una cumbre programada para este mes y contribuir al rescate de la tambaleante diplomacia entre Washington y Pyongyang en materia nuclear, según la prensa local.

Se desconoce si los enviados se reunirán con el gobernante norcoreano Kim Jong Un antes de que regresen el mismo miércoles.

El presidente surcoreano Moon Je-in ha dicho que sus enviados viajaron a Corea del Norte en un “momento muy importante” que podría determinar la posibilidad de una paz duradera en la península coreana.

Seúl intenta persuadir a Washington y Pyongyang a que cooperen y superen el enconamiento de su disputa sobre la secuencia de la desnuclearización norcoreana.

Seúl también propugna por una declaración que ponga fin de manera formal a la Guerra de Corea de 1950 a 1953, de manera idónea durante la Asamblea General de la ONU a realizarse en los próximos días.