COPENHAGUE (AP) — Las autoridades noruegas defendieron el lunes las acciones de los guardias de un crucero alemán que mataron a un oso polar que atacó y lesionó a un miembro de la tripulación, diciendo que al principio trataron de ahuyentar al animal.

El portavoz policial Ole Jakob Malmo dijo que dos miembros de la tripulación de 12 hombres que descendieron a la isla septentrional del archipiélago de Svalbard, antes que los turistas el sábado, primero trataron de protegerse del oso "gritando y haciendo ruidos fuertes, así como disparando una pistola de señal, pero sin ningún efecto”.

El incidente desató la indignación internacional, y los activistas por los derechos de los animales dijeron que, para empezar, era un error dejar que los turistas del crucero MS Bremen invadieran un territorio conocido por ser un hábitat para las especies vulnerables.