MOSCÚ (AP) — Una nave rusa no tripulada despegó el lunes para llevar abastecimientos a la Estación Espacial Internacional.

La nave Progreso despegó del complejo de lanzamiento espacial de Rusia en Baikonur, Kazajistán, y deberá acoplarse con la base orbital dos días después. Transporta 2,5 toneladas métricas de combustible, agua, alimentos y otros suministros.

El centro de control de la misión ruso dijo que la nave alcanzó con éxito su órbita designada poco más de nueve minutos después del despegue.

Fue el primer lanzamiento de una versión modificada de la Progreso, que ha estado en servicio desde hace más de cuatro décadas. La nueva versión, llamada Progreso-MS, es completamente digital y cuenta con un sistema de acoplamiento mejorado.

Un lanzamiento de una nave Progreso fracasó en abril, pero la misión más reciente de abastecimiento, en octubre, fue exitosa.