VIENA (AP) — El dirigente conservador austríaco Sebastian Kurz dijo el martes que intentará formar un gobierno de coalición con el ultraderechista Partido de la Libertad tras ganar las elecciones la semana pasada.

Tanto el centroderechista Partido Popular de Kurz como el Partido de la Libertad centraron su campaña en mayores controles inmigratorios, deportación más rápida de solicitantes de asilo rechazados y represión del extremismo islámico.

El presidente encargó a Kurz el viernes que formara gobierno. Kurz dijo que después de mantener reuniones con todos los partidos con representación parlamentaria, decidió invitar al Partido de la Libertad a integrar una coalición, algo que estaba previsto.

Kurz dijo a la prensa que su probable socio, Heinz-Christian Strache, había demostrado la “voluntad de realizar cambios en Austria juntos”.

Kurz, de 31 años, es el ministro del Exterior del gobierno saliente del canciller socialdemócrata Christian Kern. Pasaría a ser el jefe de gobierno más joven de Europa.

Kurz dijo que tratará de formar gobierno para fines de año. Su partido fue el más votado en las elecciones del 15 de octubre, pero ninguno obtuvo mayoría propia en el parlamento.

Dijo que una “condición esencial” para el nuevo gobierno es una “clara orientación proeuropea”.

"Austria solo puede ser fuerte si no solo somos miembros de la Unión Europea sino que ayudamos activamente a fortalecer la Unión Europea”, dijo Kurz. Viena tendrá la presidencia rotativa de la UE el segundo semestre de 2018.

Pero el partido de Strache es fuertemente euroescéptico, y su líder dijo que nadie debe dar por sentado un acuerdo con el Partido Popular. Dijo que hay “intersecciones esenciales... pero también diferencias” entre los dos partidos.

“Que nadie crea que le vamos a facilitar las cosas al OVP”, dijo, aludiendo al Partido Popular por sus siglas en alemán. “Sobre todo el OVP mismo”.