LONDRES (AP) — Un político de derecha holandés se unió a una marcha en Londres en que miles de derechistas exigían la libertad de un controversial comentarista encarcelado por violar la prohibición de transmitir en vivo desde frente a un juzgado.

El político holandés, Geert Wilders, gritaba: “¡No nos callarán!” en la marcha pidiendo la libertad de Tommy Robinson.

Robinson, cuyo nombre real es Stephen Yaxley-Lennon, es fundador de la Liga de Defensa Británica, una agrupación antiislámica. Fue arrestado el 25 de mayo cuando violó la prohibición de transmitir en vivo desde las afueras de un juzgado donde se realizaba un juicio por explotación de menores.

Unos pocos manifestantes chocaron con la policía y trataron de derrumbar las barricadas frente a la residencia de la primera ministra británica.