MADRID (AP) — El gobierno español resolvió el viernes entregar a Estados Unidos a dos antiguos altos funcionarios venezolanos acusados de organización criminal y blanqueo de capitales.

Las autoridades estadounidenses acusan al ex viceministro de Energía de Venezuela Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas y al exdirector de Finanzas de Electricidad de Caracas Luis Carlos León Pérez de asociarse con funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) para solicitar sobornos a vendedores y empresas a cambio de condiciones ventajosas en licitaciones.

Electricidad de Caracas es una empresa subsidiaria de PDVSA.

Los supuestos hechos ocurrieron entre 2011 y 2013 y afectan a empresas radicadas en Texas, según un comunicado del Ministerio de Justicia español en el que se informó la decisión de dar luz verde a la extradición por parte del Consejo de Ministros del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Según el comunicado, el hecho de que las ganancias obtenidas se habrían además lavado a través de transacciones financieras internacionales que, en algunos casos, implicaban inversiones inmobiliarias en Estados Unidos, llevaron a las autoridades estadounidenses a comenzar la investigación.

Villalobos Cárdenas y León Pérez permanecen en prisión preventiva desde octubre cuando fueron detenidos en Madrid bajo una orden internacional de arresto.