MADRID (AP) — Marcar gol no ha sido un inconveniente para el Real Madrid en sus últimos partidos, más con Cristiano Ronaldo en todo su esplendor.

Pero los campeones de Europa afrontan un dilema con su defensa al recibir el miércoles a Juventus en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Madrid saldrá a preservar una ventaja de tres goles obtenida en la ida, pero el técnico Zinedine Zidane acusa dos bajas sensibles en su dotación de centrales.

El capitán Sergio Ramos purgará una fecha de suspensión y su sustituto, Nacho Fernández, está descartado por lesión. Raphael Varane apenas ha vuelto a jugar tras una lesión y el otro central en la plantilla, Jesús Vallejo, no se encuentra en su mejor condición física y es duda para el compromiso en el estadio Santiago Bernabéu.

En la ida en Turín, el Madrid se impuso 3-0 gracias a un doblete de Cristiano, incluyendo una espectacular definición de chilena para el segundo tanto del partido. Los merengues puede avanzar a las semifinales por octavo año seguido, incluso perdiendo por dos goles el miércoles.

Zidane hubiera preferido no apurar el retorno de Varane a la liga española en el derbi contra el Atlético de Madrid el fin de semana, pero no tuvo otro remedio que alinear al francés debido a que Vallejo se quejó de un dolor muscular la semana pasada.

Los estudios médicos no mostraron que Vallejo padezca una lesión grave, pero el jugador de 21 años se entrenó diferenciadamente el lunes antes de participar con todo el equipo en el ensayo del martes.

“Jesús ha hecho un buen entrenamiento, no se ha resentido de nada”, dijo Zidane. “Estamos sin problemas. Si tenemos un problema nos adaptaremos”.

Vallejo es la última opción de Zidane en la zaga central, y no se ha destacado en las escasas oportunidades que ha tenido para jugar esta temporada. Apenas ha actuado en ocho partidos, principalmente cuando Zidane decidió dar descanso a sus titulares. Su último partido fue ante Las Palmas tras la fecha FIFA el mes pasado. Previo a ello, el último partido de Vallejo en la Liga española fue ante Sevilla en diciembre.

“Jesús es un buen jugador”, dijo Varane. “No tiene experiencia en este torneo (la Champions), pero tiene calidad. De lo que he visto en el entrenamiento está bien. Tiene la confianza de todos... El grupo cree en él y en su calidad. Si juega, seguro que lo hará bien”.

El Madrid no encajó goles en ese partido ante Las Palmas. Pero habían permitido anotaciones por lo menos una vez en los cinco partidos anteriores.

En el ataque, el Madrid ha marcado en siete partidos seguidos. Cristiano ha sido la punta de lanza: 20 conquistas en sus últimos 10 partidos, incluyendo el fin de semana en el empate 1-1 con el Atlético.

El partido ante Juventus será el número 150 de Cristiano en la Champions.

Si Vallejo no puede jugar, Zidane tendría que improvisar en la zaga central, probablemente con el brasileño Casemiro como socio del francés Varane. Mateo Kovacic entraría al once titular para cubrir el puesto de Casemiro como contención en el mediocampo. Zidane también podría decidirse con un planteamiento más audaz, poniendo a otro volante ofensivo Marco Asensio o Isco.

“Si juega Casemiro, ya lo conozco bien”, dijo Varene. “Juega habitualmente en el medio, pero en los entrenos juega mucho conmigo atrás y sé cómo defiende”.

El Madrid ha ganado tres de las últimas cuatro Champions y las dos últimas. Vencieron 4-1 a la Juve en la final del año pasado.

Ningún equipo ha remontado una derrota de local 3-0 en la Champions.

Si la Juve no logra revertir el resultado, podría ser el último partido del arquero Gianluigi Buffon en la Champions.

Buffon confía en la remontada: “Si nos arriesgamos a conseguirlo, lo haríamos posible. Tenemos que jugar con ese espíritu. Si mañana conseguimos el milagro, habremos pasado por una serie de pasos”, afirmó el portero de 40 años.