QUITO (AP) — El padre y un socio del exministro de Electricidad Alecksey Mosquera, vinculados con la red de corrupción que la empresa brasileña Odebrecht estableció para conseguir obras públicas en Ecuador, irán a la cárcel, informó el miércoles la Corte Nacional de Justicia en un comunicado.

Los nuevos implicados en este caso son Marco Mosquera, que estará en arresto domiciliario por ser un adulto mayor, y el empresario Santiago Játiva luego de que esta semana la fiscalía presentara documentos que los vinculan al caso. El exministro permanece detenido desde abril bajo el cargo de haber recibido un millón de dólares de Odebrecht, mientras que un tío del funcionario también está bajo arresto domiciliario.

Todos los vinculados a este caso están siendo investigados por lavado de activos.

El escándalo por la red de corrupción de Odebrecht también derivó en la renuncia del contralor general de Ecuador, Carlos Pólit, quien se encuentra en Estados Unidos.

La fiscalía revisa unos 30 contratos suscritos por esa firma con el Estado ecuatoriano entre 1980 y 2015 para verificar las condiciones en que fueron otorgados. El gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017) impulsó proyectos por alrededor de 1.600 millones de dólares con Odebrecht.

Los máximos ejecutivos de la empresa han reconocido que entregaron sobornos a funcionarios públicos a cambio de obras estatales en 10 países americanos y dos africanos.