ASUNCIÓN (AP) — Dos cadáveres encontrados en una localidad paraguaya cercana a la frontera con Brasil pertenecen a un agricultor brasileño y su nieto paraguayo que habían sido secuestrados en octubre por razones aún desconocidas.

Los fiscales Federico Delfino y Zunilda Ocampos dijeron en conferencia de prensa que la noche del miércoles los médicos forenses confirmaron que los restos humanos hallados en un monte de Nueva Toledo, 260 kilómetros al este de Asunción, pertenecen al brasileño Alecio Dresch, de 73 años, y su nieto Leonardo Farías, de 12.

"Los responsables del hecho intentaron desviar la atención del caso simulando un secuestro, tratando de obtener ganancias con el cobro del rescate, sólo para desviar la atención de los familiares y la propia sociedad", explicó Delfino.

Unos seis parientes del hombre asesinado fueron detenidos preventivamente como parte de las investigaciones.