QUITO (AP) — La mediación propuesta por Ecuador para solucionar la situación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, no ha prosperado, por lo cual seguirá bajo protección en la embajada de este país en Londres, dijo el viernes la canciller María Fernanda Espinosa.

En reunión con un grupo de corresponsales, Espinosa afirmó que la situación no ha avanzado “porque para mediar se necesitan dos partes y Ecuador está dispuesto, pero no necesariamente la otra parte (Gran Bretaña)”. No obstante, señaló que Ecuador está consciente de que la justicia de Reino Unido “debe ser respetada”.

Assange es un programador y ciberactivista australiano que está refugiado desde junio de 2012 en esa misión diplomática ecuatoriana para evadir una eventual extradición a Suecia para responder por acusaciones de delitos sexuales. Tanto él como Ecuador temen que si sale de la embajada pudiera ser objeto de una eventual extracción a Estados Unidos, donde podría ser procesado por filtrar miles de cables secretos diplomáticos y militares.

Este mes, la justicia británica ratificó en dos ocasiones sendos pedidos de Assange requiriendo su libertad debido a que los magistrados consideraron que él incumplió las condiciones de la libertad bajo fianza.

Espinosa aseveró que un equipo jurídico de Ecuador estudia unos 30 casos similares en el mundo para buscar una solución a este problema y recordó que Assange respeta un compromiso escrito de no opinar ni intervenir en temas de política interna y en temas políticos en general de ningún otro país. Sin embargo, Assange ha generado tensiones para el gobierno ecuatoriano tanto en política interna como con otros países por sus intervenciones públicas en relación con noticias de Estados Unidos y España.