MANCHESTER, Inglaterra (AP) — Un hombre con un historial de violencia en el fútbol fue sentenciado el miércoles a 16 semanas de prisión por agredir y proferir insultos racistas al jugador de Manchester City, Raheem Sterling, a las afueras del centro de entrenamiento del club.

Karl Anderson se declaró culpable en un tribunal en Manchester de agresión con agravante de racismo. El hombre sonrió al ser sentenciado.

El incidente ocurrió el sábado, cuando Sterling llegó a las instalaciones de Man City en su vehículo antes del partido contra Tottenham por la liga Premier.

Anderson, de 29 años, manejó su vehículo al lado del automóvil de Sterling, y ambos hombres se bajaron. Anderson gritó un insulto racista a Sterling, y le dijo: “Espero que tu madre y tu hijo amanezcan muertos”. Después dijo otro epíteto racista.

Anderson pateó las piernas de Sterling cuatro veces, y le provocó dolor en la corva izquierda, aunque no lo lastimó de gravedad. Sterling fue titular en el partido contra Tottenham horas después y anotó dos goles en el triunfo por 4-1.

“No pensé que todavía hubiese este tipo de conducta en este país en esta era”, dijo Sterling en una declaración escrita leída en la corte.

Anderson ha sido convicto en 25 ocasiones por otros 37 delitos, incluyendo lanzar una bengala a un policía durante un partido de fútbol. Además, está en una lista que le prohíbe entrar a ciertos partidos.

El abogado de Anderson, John Black, dijo que su cliente se enojó porque su novia le pidió que le solicitara un autógrafo a Sterling.