SAN FRANCISCO (AP) — Google prometió el jueves que no utilizará la inteligencia artificial en aplicaciones relacionadas con armas, espionaje que viole las normas internacionales, o que obre en contra de los derechos humanos.

La compañía izó su bandera en el uso ético de la inteligencia artificial apenas días después de que confirmó que no renovaría un contrato con el ejército estadounidense para el uso de IA en el análisis de imágenes tomadas por drones.

El director general Sundar Pichai presentó en un blog los principios en los que Google se compromete a crear aplicaciones de inteligencia artificial que sean “socialmente benéficas”, que eviten la creación o el refuerzo de prejuicios, y que sean responsables con la población.

El gigante de los motores de búsqueda ha empezado a formular durante años una serie de políticas en torno a los dilemas éticos, pero finalmente los puso por escrito. Pichai no especificó cómo es que Google o su compañía matriz, Alphabet, se apegarán a los mismos.

También dijo que Google continuará su trabajo con gobiernos y ejércitos en aplicaciones que no sean de combate y que involucren temas como el cuidado de salud de veteranos, búsqueda y rescate.

“Esta postura es congruente con los valores establecidos en nuestra carta original de fundadores de 2004”, escribió Pichai al hacer referencia al documento en el que Larry Page y Sergey Brin establecieron su visión para que la compañía “organice la información mundial y le dé un acceso útil y universal”.

Pichai indicó que los principios más recientes ayudan a crear una perspectiva a largo plazo, “incluso si eso significa hacer algunos sacrificios a corto plazo”.

El documento, que también consagra las “explicaciones relevantes” de cómo funcionan los sistemas de inteligencia artificial, sienta las bases para el lanzamiento de Duplex, un conserje digital con voz humana que reservó citas con recepcionistas humanos el mes pasado.

Algunos expertos en ética expresaron su preocupación de que aquellas personas que reciban dichas llamadas pudieran confundir al robot con un humano. Google ha dicho que Duplex se identificará con su interlocutor para evitar que eso suceda.

Otras compañías al frente del desarrollo de inteligencia artificial también lidian con los problemas éticos — entre las que se incluyen Apple, Amazon, Facebook, IBM y Microsoft, que han formado junto con Google un grupo llamado Alianza sobre Inteligencia Artificial.

La directora de la alianza, Terah Lyons, dijo que es importante la participación pública en el debate.