ISLAMABAD (AP) — El nuevo primer ministro paquistaní propuso el martes iniciar un diálogo con la India para resolver los antiguos pleitos entre los dos rivales poseedores de armas nucleares, incluso el de Cachemira.

Imran Khan, un exastro del cricket que prestó juramento la semana pasada, tuiteó que los dos países deberían concentrarse en combatir la pobreza en el sur de Asia mediante acuerdos comerciales. El primer ministro indio Narendra Modi felicitó a Khan por su elección y expresó el deseo de mantener conversaciones.

A la ceremonia de juramentación de Khan asistió Navjot Singh Sidhu, un exjugador de cricket indio y viejo amigo que recibió críticas de los nacionalistas intransigentes cuando regresó. Khan agradeció a Sidhu, a quien llamó “embajador de la paz”, y dijo que sus detractores perjudicaban los esfuerzos de paz en el subcontinente.

“Sin la paz nuestro pueblo no puede progresar”, dijo Khan.

India y Pakistán han librado tres guerras desde que se independizaron de Gran Bretaña en 1947, dos de ellas por Cachemira, una región del Himalaya dividida entre los dos y que ambos reclaman en su integridad.

El nuevo canciller paquistaní, Shah Mahmood Qureshi, dijo que un cese de fuego en la Línea de Control que divide ambas partes conviene a los dos países. Aunque firmaron un cese de fuego en 2003, son frecuentes los intercambios de disparos, en los que resultan muertos o heridos civiles de ambos lados. Ambos se acusan mutuamente de violar la tregua.

Qureshi también reconoció la existencia de viejas tensiones con Estados Unidos y dijo que Islamabad insistirá en relaciones basadas en el “respeto y la confianza”.

Washington acusa a Pakistán de cerrar los ojos al Talibán y otras milicias que atacan a las fuerzas estadounidenses y afganas. Islamabad lo niega.

“Hemos realizado grandes sacrificios en la guerra contra el terrorismo”, dijo Qureshi, y añadió que espera con ansia la reunión con el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, quien prevé visitar la región en septiembre.

_____

El periodista de The Associated Press Iram Asim en Multan, Pakistán contribuyó a este despacho.