BOGOTÁ (AP) — La Corte Suprema colombiana suspendió a uno de sus magistrados para que sea investigado por supuestamente integrar una red de corrupción en el Poder Judicial.

Gustavo Malo es investigado por haber recibido presuntamente más de 800.000 dólares para favorecer a varios congresistas que eran investigados por corrupción.

Esta es la primera vez que un magistrado activo es apartado de sus funciones por la mayoría de sus colegas. La suspensión será indefinida hasta que la Comisión de Acusaciones del Congreso colombiano ratifique o rechace las acusaciones.

El expediente contra Malo debe ser avalado por la mayoría de los 19 integrantes de la Comisión para luego ser tratado por el pleno de la Cámara de Diputados y finalmente por el Senado.

De ser hallado culpable malo podría recibir una pena de prisión de entre 10 y 20 años por los delitos de concierto para delinquir y prevaricato.

Malo estuvo ausente por más de seis meses de la Corte Suprema con permiso médico por un dolor de rodilla, una complicación de una cirugía de una hernia y depresión. También gozó de una licencia de dos meses no remunerada.

La víspera en la ciudad de Medellín los candidatos opositores a las elecciones presidenciales de mayo participaron en un debate sobre la corrupción.

Gustavo Petro, del Movimiento Progresistas, se comprometió a fortalecer a la justicia para que tenga independencia y su propio presupuesto. Iván Duque, del Centro Democrático, dijo que pedirá a los colombianos que denuncien la corrupción.

Por su parte, Germán Vargas Lleras de Movimiento Ciudadano señaló que impulsará normas para evitar la corrupción y Sergio Fajardo de la Coalición Ciudadana sostuvo que hay que atacar directamente la compra de votos por parte de los corruptos.