QUITO (AP) — El gobierno ecuatoriano emitió deuda en el mercado internacional por tercera ocasión este año para cubrir las necesidades de financiamiento e inversiones públicas.

El ministro de Finanzas de Ecuador, Carlos de la Torre, dijo el miércoles a periodistas que la emisión fue de 2.500 millones de dólares y que entregó parte de sus reservas de oro a cambio de 500 millones de dólares a la empresa Goldman Sachs. La emisión de bonos tendrá un plazo de diez años y una tasa de interés de 8,8%.

De la Torre también reconoció que la necesidad de financiamiento obedece al déficit fiscal que el gobierno no ha logrado cubrir y reiteró el compromiso del Estado de honrar sus deudas. Se estima que el déficit asciende a 4.700 millones de dólares.

El presidente Lenín Moreno asumió el poder en mayo como sucesor de Rafael Correa. Se ha distanciado de su estilo de confrontación con ciertos grupos y medios de comunicación, más no en políticas económicas de estado.

El analista Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, dijo a The Associated Press que “son las mismas políticas de la última década que le tienen al país en un problema económico serio y con cuentas públicas que en el futuro serán insostenibles”.

Añadió que es necesario que el régimen ponga en práctica “reformas estructurales, reducir el gasto, el tamaño del sector público y generar políticas para hacer crecer la economía. Este ritmo de endeudamiento no es sostenible en el futuro”.

En mayo, el Estado ecuatoriano ofreció bonos por 2.000 millones de dólares a los mercados internacionales. La primera emisión del año fue en enero por 1.000 millones, dispuesta por Correa.