WASHINGTON (AP) — Yahoo reveló el jueves que el gobierno estadounidense amenazó con multar a la compañía con 250.000 dólares diarios si no cumplía con las exigencias de aceptar una ampliación de las leyes de vigilancia de Estados Unidos y no entregaba información sobre internet, algo que la empresa consideraba inconstitucional.

La descripción de la secreta y a final de cuentas infructuosa batalla judicial de Yahoo contra el gobierno salió a relucir el jueves cuando un juez federal ordenó que se diera a conocer parte del contenido de la impugnación judicial del gigante de internet.

Yahoo expresó en un comunicado que el gobierno enmendó la ley para exigir la entrega de información de usuarios de servicios de internet, lo que provocó la impugnación en 2007. Edward Snowden, ex consultor de la Agencia de Seguridad Nacional, puso en evidencia el programa el año pasado.

"Nuestra objeción, y una apelación posterior en el caso, no tuvo éxito", dijo el principal abogado de Yahoo, Ron Bell, en un comunicado.

El nuevo material sobre el caso, que fue reportado primero por The Washington Post, subraya "cómo tuvimos que luchar en cada etapa del camino para objetar los intentos de vigilancia del gobierno de Estados Unidos", añadió Bell. "En cierto punto, el gobierno estadounidense amenazó con imponer multas diarias de 250.000 dólares si nos rehusábamos a obedecer".

Bell dijo que el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de Estados Unidos (FISA) ratificó la predecesora de la Sección 702 de la Ley de Enmiendas de FISA. La Sección 702 se refiere al programa llamado PRISM, que otorgó al gobierno estadounidense acceso a comunicaciones por internet de usuarios de Yahoo.

La compañía dijo que está comprometida a proteger la información de sus usuarios y que seguirá impugnado las solicitudes del gobierno y las leyes que considere ilegales, poco claras o exageradamente amplias.

"Consideramos esto un triunfo importante por la transparencia, y esperamos que estos registros ayuden a promover la discusión informada sobre la relación entre privacidad, un juicio justo y la recopilación de inteligencia", agregó Bell.