DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Etihad, aerolínea bandera de Emiratos Árabes Unidos, perdió 1.870 millones de dólares en 2016.

La aerolínea con sede en Abu Dhabi anunció las grandes pérdidas en un comunicado el jueves.

La compañía dijo que “costes puntuales por depreciación y pérdida en la cobertura de combustible pesaron contra un buen rendimiento de la aerolínea central”.

La compañía anunció en enero la marcha del ex director general James Hogan. Hogan había dirigido una agresiva campaña de compras durante varios años, en la que la operadora de Medio Oriente adquirió participaciones en aerolíneas desde Europa a Australia.

Tanto Etihad como Emirates, con sede en Dubái, se han visto golpeadas por una prohibición temporal al transporte de laptops en cabina en los vuelos de Estados Unidos, impuesta por el gobierno de Donald Trump y levantada hace poco. También las restricciones a los viajeros de varios países de mayoría musulmana impuestas por Washington perjudicaron a las operadoras.