MINNEAPOLIS (AP) — Jennifer López recaudó fondos para las víctimas del huracán María en Puerto Rico, celebró su primer aniversario con su novio Alex Rodríguez y recordó a Prince interpretando algunas de sus canciones en un concierto previo al Super Bowl en Minneapolis.

Lopez encabezó el concierto DIRECTV NOW Super Saturday Night de Nomadic Live en el foro The Armory, y dominó el escenario con sus pasos sensuales además de cantar éxitos como "I'm Real" y "Love Don't Cost a Thing".

Se cambió al menos siete veces de vestuario durante la presentación de casi dos horas. Comenzó con un traje de cuerpo completo con estampado de leopardo y luego se puso un jersey que decía "J LO" con el número 13, uno de sus múltiples homenajes para A-Rod.

Cuando interpretó su nuevo sencillo dance, "Us", lanzado el viernes, dijo que estaba trabajando en la canción hace un año, casi al mismo tiempo que comenzó su relación sentimental con el ex jugador de los Yanquis de Nueva York. Lopez también usó un bate de béisbol como utilería durante su interpretación de "Jenny from the Block".

“Hoy es un día muy especial ... no quiero ponerme muy sentimental, pero bebé, esta canción es para ti”, dijo López.

Rodríguez estaba entre el público igual que Jamie Foxx, Russell Wilson, Ciara, Peyton Manning, Eli Manning y Archie Manning.

Aunque el Super Bowl 52 se celebró al día siguiente con los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia, López dijo “el gran show es esta noche”.

"Tienen tiempo completo, tienen tiempo extra ... podemos hacer lo que queramos, no hay censores, no hay transmisión diferida, venimos a divertirnos”, dijo.

López llevaba puesto un largo abrigo de piel mientras bailaba "If You Had My Love" con la que mezcló un poco de "The Glamorous Life" de Sheila E.

También interpretó un popurrí de las canciones de Prince para el público de Minneapolis, incluyendo "When Doves Cry" y "Darling Nikki", y se arrodilló en el escenario cuando un guitarrista interpretó los acordes de Prince, lo cual hizo que la gente la ovacionara.

Lopez, de 48 años, también interpretó “Respect” de Aretha Franklin; bailó "Bodak Yellow" de Cardi B y “Havana” de Camila Cabello. Ne-Yo la acompañó en un dueto con "All I Have" y dejó que DJ Khaled entretuviera al público mientras ella se cambiaba de vestuario.

En algún momento López dijo “necesitamos algo sexy para la gente sexy de Minneapolis", tras lo cual la acompañaron bailarines masculinos sin camisa. López también bailó sensual en lencería sobre una silla mientras había una iluminación roja en el escenario.

Terminó su presentación con una versión animada de "Let's Get Loud" mientras sus bailarines tocaban congas y explotaban fuegos artificiales.

El concierto del sábado sirvió para recordar de las labores de recuperación tras el huracán María en Puerto Rico. AT&T dijo que igualaría las donaciones hasta 200.000 dólares para la Federación Hispana, y que donaría un dólar a la organización por cada tuit con el hashtag #JLoNOW.

López dijo que quería “ayudar a todos nuestros amigos en Puerto Rico que aún tratan de reconstruir sus vidas”.

"Juntos podemos hacer cosas grandes”, dijo al público.