DENVER (AP) — Con Taylor Swift presente, los posibles miembros del jurado en su demanda contra un ex locutor de radio de Denver recibieron un cuestionario en el que les preguntan si han sido tocados inapropiadamente o acusados de tocar a alguien, el asunto en el centro del caso.

El cuestionario de 15 páginas, divulgado al comienzo de la selección del jurado de este caso con demandas enfrentadas, también le pregunta a los candidatos si han visto cualquier fotografía relacionada con la demanda, una posible referencia a una foto que circula en internet en la que el DJ David Mueller tiene su mano derecha detrás de la estrella pop, justo debajo de su cintura en un concierto en Denver de 2013.

Swift afirma que Mueller le tocó el trasero durante una sesión de fotografías con fans en el concierto. Sus abogados han dicho que la fotografía es una prueba “condenatoria” de que Mueller la toqueteó.

Mueller, quien también asistió a la selección de jurado negó esa acusación, dijo que la fotografía sólo lo muestra tratando de entrar a cuadro. En ella se ve a Swift y a Mueller sonriendo.

En su demanda Mueller afirma que fue despedido de su trabajo en una estación de música country después de que el equipo de Taylor, le dijo indebidamente a su jefe que Mueller había toqueteado a la cantautora.

Pide una indemnización de al menos 3 millones de dólares.

Swift llegó a la corte con un vestido blanco y un saco negro, a pesar de que ella y Mueller no tienen requerido asistir hasta que comience el juicio.

La contrademanda de Swift acusa a Mueller de abuso sexual.

A los posibles jurados le preguntaron si son admiradores de Mueller o de Swift, incluyendo si habían visto a Swift en concierto, descargado o comprado su música y asistido al concierto de 2013.

El cuestionario del jurado dice que cualquier persona que se sienta incómoda al abordar el tema de tocamientos inadecuados puede hablar con el juez en privado.

El jurado final de ocho miembros será elegido de entre 60 candidatos, dijo el vocero de la corte Jeff Colwell. No habrá miembros alternos. La selección puede durar hasta el jueves, tras lo cual comenzarán las primeras declaraciones.

Un posible miembro del jurado fue descartado cuando respondió a la pregunta de "en una demanda entre David Mueller y Taylor Swift ¿su postura sería parcial por o en contra de Taylor Swift o David Mueller?", y el posible jurado respondió “ella parece mezquina y rencorosa”.

El caso se llevará en una corte federal porque Swift y Mueller viven en diferentes estados, Swift en Nashville, Tennessee, Mueller en Colorado, además de que la indemnización que se ha pedido supera los 75.000 dólares.

Se espera que el juicio dure unas dos semanas y según los documentos judiciales es poco probable que cualquiera se conforme con un acuerdo legal.

Swift busca una indemnización de un dólar, pero pide que se responsabilice a Mueller y que sea “un ejemplo para otras mujeres que podrían resistirse a revivir públicamente actos escandalosos y humillantes similares”, dice su demanda.

Se espera que Swift y Mueller testifiquen junto con el exjefe de Mueller y ex miembros del séquito de Swift.

Mueller, de entonces 51 años, era locutor matutino en una estación de radio de música country cuando fue asignado al concierto de Swift en el Pepsi Center en Denver. Mueller estaba tras bambalinas con su novia cuando conocieron a Swift, de entonces 23 años, en un lugar cerrado. Posaron para una fotografía y se fueron.

Después el guardaespaldas de Swift confrontó a Mueller y lo acusó de haber metido su mano bajo el vestido de la cantante y haberla tocado.

Mueller negó la acusación y dijo que pidió que llamaran a la policía. El y su novia fueron retirados de la arena y un miembro del equipo de Swift llamó a su jefe.

Swift nunca fue a levantar su denuncia en la policía. Trató de que la situación se mantuviera “discreta, quieta y confidencial”, y se molestó cuando Mueller afirmó que "por alguna razón ella podría tener algún incentivo para inventar esa historia”, dijo su abogado Douglas Baldridge, en corte.

El abogado de Mueller, Gabriel McFarland, afirma que Mueller pudo haber sido confundido con otro después de que alguien más tocó a Swift.

Además de Swift, Mueller acusó a la madre de la cantante y a un integrante de su equipo en la demanda.