BARCELONA (AP) — La Guardia Civil detuvo el martes en España a una mujer de 21 años que supuestamente reclutaba a otras mujeres para que se sumaran el grupo extremista Estado Islámico en zonas de conflicto, según dijo el martes el Ministerio español del Interior.

La mujer, de nacionalidad española, fue acusada también de radicalizarse consumiendo propaganda del grupo EI y establecer redes en internet con otros activistas yihadistas, en su mayoría mujeres.

En una operación con asistencia del FBI estadounidense, agentes de la Guardia Civil detuvieron a la mujer en Palamós, una localidad costera en la región nororiental de Cataluña, España. La mujer supuestamente formaba parte de una red global que la policía lleva dos años desmantelando.

La policía española ha detenido a 206 sospechosos de yihadismo desde que España elevó su nivel de alerta de seguridad a un paso por debajo del máximo a mediados de 2015.