SAO PAULO (AP) — Las autoridades en Brasil descartaron el viernes que la muerte de un líder de una tribu indígena que combatía la tala ilegal hubiera sido un asesinato y la atribuyeron a un ahogamiento.

Mauro Wagner, vocero del departamento de Seguridad Pública del estado nororiental de Maranhao, dijo que expertos forenses determinaron que Jorginho Guajajara se ahogó en el río Zutiwa.

Las circunstancias de la muerte no están claras aún, agregó.

Guajajara era conocido por su lucha para frenar la tala ilegal en la selva de la Amazonia y era uno de los líderes de una comunidad indígena.

El grupo de derechos Survival International dijo que “nos está claro quién mató a Guajajara", pero que “una poderosa mafia taladora” había atacado a la tribu porque ésta trataba de proteger sus tierras en la selva.