BOGOTÁ (AP) — Las autoridades capturaron a 57 miembros del Clan del Golfo, la mayor red de narcotráfico de Colombia, en diferentes lugares del país.

El director de la policía, general Jorge Nieto, informó el viernes en rueda de prensa que con el acompañamiento de la fiscalía y más de 200 efectivos de las fuerzas especiales se realizaron 32 allanamientos y se produjeron las detenciones especialmente en el norte del país.

“La operación duró cinco días y permitió esclarecer 21 homicidios ocurridos... en 2017 y tres este año. También se identificaron a los autores de 34 casos de extorsión y de cuatro tentativas de asesinato, incluidas varias contra miembros de la Policía Nacional, en retaliación a los constantes golpes contra esta organización criminal desmantelada en un 50%”, agregó.

El presidente Juan Manuel Santos ha dicho que los integrantes del Clan del Golfo están sintiendo la presión de las acciones de las fuerzas de seguridad y que han dejado entrever que quieren someterse a la justicia.

Santos sostuvo que de hacerlo la ley prevé algunos beneficios dependiendo de las condiciones a las que se sometan y qué entreguen a cambio. A quienes no lo hagan el mandatario les advirtió que serán combatidos con toda la fuerza.

Desde hace más de dos años, según Santos, han sido capturados más de 1.500 miembros del Clan del Golfo a quienes se les han decomisado 207 toneladas de cocaína, más de 789 bienes y millones de dólares.

El Clan del Golfo, liderado por Dairo Antonio Usuga, alias "Otoniel", es el cártel más importante de Colombia y surgió hace una década cuando muchos miembros de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia no quisieron acogerse a una desmovilización que propuso el gobierno.

Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por la captura de “Otoniel”.