WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump reanudó el martes sus críticas a los jugadores de la liga de fútbol americano, la NFL, que se han hincado durante la ejecución del himno nacional.

Los jugadores lo hacen en señal de protesta contra el racismo y la violencia policial, en particular contra la gente de raza negra. Según Trump, el gesto es irrespetuoso y además perjudicial para el espectáculo.

Trump tuiteó el martes que al menos 24 jugadores se arrodillaron durante los partidos del fin de semana y los estadios no lucen del todo llenos.

“El público estadounidense está harto de la falta de respeto de la NFL a nuestro País, Nuestra Bandera y Nuestro Himno Nacional. ¡Débil y fuera de control!”, tuiteó el presidente.

Trump dijo que la NFL es “débil” al no obligar a los jugadores a permanecer de pie durante la ejecución del himno.