LONDRES (AP) — La primera ministra británica, Theresa May, nombró el jueves una secretaria interina para Desarrollo Internacional en remplazo de una ministra del gabinete que se vio forzada a renunciar tras revelarse que tuvo reuniones no autorizadas con funcionarios israelíes.

Penny Mordaunt fue promovida del departamento de Trabajo y Pensiones al puesto que supervisa la ayuda exterior de Gran Bretaña.

Su predecesora, Priti Patel, renunció el miércoles tras revelarse que mantuvo reuniones con varios funcionarios y grupos israelíes, incluyendo el primer ministro Benjamin Netanyahu, sin informar a May ni sus colegas del gabinete.

Patel es la segunda integrante del gabinete en irse en una semana para un gobierno que enfrenta crisis en varios frentes, incluyendo divisiones sobre el Brexit y revelaciones crecientes de acoso sexual.

Las opciones de May para remplazar a Patel estaban limitadas por la necesidad de mantener un equilibrio en su gobierno entre partidarios y oponentes de la decisión británica de dejar la Unión Europea.

Al igual que Patel, Mordaunt hizo campaña en favor del Brexit antes del referéndum del año pasado.

La legisladora de 44 años es una ex asistente de magos, profesional de comunicaciones y reservista de la Armada Real que representa a Portsmouth en la Cámara de Los Comunes.

El diario israelí Haaretz reportó el miércoles que Patel visitó un hospital militar de campaña en el Golán durante su viaje de agosto. Gran Bretaña considera que Israel ocupa ilegalmente los Altos del Golán, que arrebató a Siria en la guerra de 1967.

Patel agravó la situación al dar declaraciones contradictorias. Cuando se conoció la noticia del viaje de agosto, insistió en que el secretario del Exterior, Boris Johnson, "sabía de la visita". Su departamento se vio obligado posteriormente a aclarar lo dicho, diciendo que “el secretario de relaciones exteriores conoció de la visita, pero no con antelación”.