Los Cowboys de Dallas tuvieron un inicio de temporada incierto debido a la acumulación de problemas fuera del terreno y a la baja producción dentro sobre la cancha. Poco a poco, han ido despejando cada una de esas dudas, pero aún no consiguen la consistencia que presumieron la campaña pasada, en la que ganaron 11 partidos consecutivos. De hecho, esta temporada, no han hilvanado siquiera dos triunfos.

Ahora, tienen esa oportunidad y de paso afianzarse en el segundo lugar del Este de la NFC.

Los Cowboys (3-3) visitan a los Redskins de Washington (3-3) con la misión de conseguir su primera racha ganadora de la temporada y mantener el momento que generaron con su dominante triunfo de la semana anterior, cuando aplastaron 40-10 a los 49ers. La historia está de su lado. Dallas ha ganado cuatro de los últimos cinco enfrentamientos. Además, también ha ganado en sus últimas cuatro visitas a Washington, aunque tres de esos partidos se han definido por un total de siete puntos.

Para Dallas, enfrentar a la defensa 25 de la liga en yardas permitidas es una buena oportunidad para ratificar el momento de su ofensiva, que tiene al menos 28 puntos en cada uno de sus últimos cuatro partidos. El running back Ezekiel Elliott sumó 219 yardas totales y tres touchdowns la semana anterior, su primera actuación de tres anotaciones desde la semana nueve de la temporada pasada.

Pero la defensiva de los Cowboys ha permitido al menos 35 puntos en cada una de sus tres derrotas esta temporada y el domingo se verá con Kirk Cousins, quien encabeza a toda la Conferencia Nacional con 107,2 puntos de rating. Esos números no se traducen en un mejor récord debido a que han tenido al menos una pérdida de balón en cinco de sus seis juegos este año, incluyendo seis en los últimos cuatro partidos. Dallas tiene marca de 3-0 cuando no tiene intercambios.

En otros partidos destacados de la octava fecha de la temporada:

RAIDERS-BILLS

Dos equipos que iniciaron la campaña con pronósticos completamente distintos, han transitado las primeras siete semanas en direcciones opuestas a sus expectativas. Los Bills, supuestamente en un año de reconstrucción, han sorprendido con un registro de 4-2 y están a solo medio juego del liderato del Este de la AFC. Mientras que los Raiders partieron con etiqueta de candidatos, pero han navegado en un mar de inconsistencia hasta ahora.

El debutante coach Sean McDermott ha impuesto su sello en los Bills, con una defensiva que ha forzado 13 intercambios de balón en la temporada, nueve de ellos en los últimos tres partidos, y ha permitido 20 puntos o menos en cinco de seis juegos este año. Eso le ha dado suficientes oportunidades a una ofensiva que no se castiga a si misma (segunda en balones perdidos) y que, sin ser espectacular, es efectiva.

Los Raiders, que han ganado los últimos dos enfrentamientos ante Bills, vienen de dar su mejor actuación de la temporada, un despliegue de 505 yardas totales y una importante victoria ante los Chiefs para mantener intactas sus aspiraciones. La victoria ante Kansas City quebró una racha de cuatro derrotas en la que apenas anotaron 47 puntos. Sin embargo, los Raiders tienen marca de 1-2 fuera de casa y promedian tan solo 46 puntos lejos de Oakland, sin contar que no han ganado en sus últimas dos visitas a Buffalo.

STEELERS-LIONS

Las dudas que pendían sobre Ben Roethlisberger y la ofensiva de los Steelers tras la humillante derrota ante Jacksonville en la semana cinco, se han disipado con dos triunfos consecutivos en donde han recuperado su etiqueta de equipo candidato. El wide receiver Antonio Brown tiene 220 yardas de ventaja sobre el segundo receptor con más yardas aéreas esta temporada, tras un flojo inicio el running back Le’Veon Bell ya es segundo de la NFL en yardas totales y Roethlisberger ha limitado los errores. Tampoco estorba contar con la tercera mejor defensiva de la liga.

Matthew Stafford y los Lions reciben el domingo por la noche a un equipo de Pittsburgh que ha permitido tan solo 63 puntos en sus cinco triunfos y 53 unidades en sus dos derrotas. Pero los Lions han anotado al menos 24 unidades en cinco de seis juegos este año y vienen de una necesaria semana de descanso tras dos derrotas consecutivas. Tiempo para trabajar en una defensa que ha permitido al menos 27 unidades en cada una de sus tres derrotas de la campaña.

La semana ocho comenzó el jueves con el triunfo de los Ravens por 40-0 sobre los Dolphins. La jornada continúa el domingo con la cuarta visita de la NFL a Londres este año, en donde los Browns (0-7) buscarán su primer triunfo de la campaña ante los Vikings (5-2). Más tarde, Colts-Bengals; Chargers-Patriots; Bears-Saints; Falcons-Jets; 49ers-Eagles; Panthers-Buccaneers;y Texans-Seahawks. La acción concluye el lunes con la visita de los Broncos (3-3) a Kansas City (5-2).

Packers (4-3), Titans (4-3), Rams (5-2), Giants (1-6), Cardinals (3-4) y Jaguars (4-3) tienen su semana de descanso.