PARÍS (AP) — Ante 140 líderes mundiales empresariales, el presidente francés Emmanuel Macron promovió el lunes los cambios de su gobierno a las leyes de fiscales y laborales francesas en un intento de convencerlos a invertir y a crear empleos en Francia.

Al mismo tiempo, el presidente de 40 años, electo en may, espera persuadir a los mismos franceses sobre los méritos de sus políticas económicas.

Macron visitó una planta de Toyota en el norte de Francia antes de dirigirse a un evento empresarial en el palacio de Versalles, en presencia de 15 ministros del gobierno francés.

Varias compañías aprovecharon la ocasión para anunciar sus planes de inversión en el país.

La compañía de software SAP, con sede en Alemania, anunció un plan de inversión de 2.000 millones de euros (2.400 millones de dólares) en los próximos cinco años, en el que se enfocará en la investigación, el desarrollo y en apoyar a las pequeñas empresas.

La japonesa Toyota reveló un plan con valor de 300 millones de euros (367 millones de dólares) para ampliar su fábrica de automóviles Onnaing y crear 800 nuevos empleos para 2020.

“Creo que olvidamos que los franceses son muy innovadores. Debemos resucitar eso”, dijo Macron a los trabajadores durante su visita a la fábrica.

Facebook invertirá 10 millones de euros (12 millones de dólares) en su centro de inteligencia artificial en Francia para el 2022.

En las próximas semanas, Google abrirá un nuevo centro de investigación para inteligencia artificial en París. La compañía también confirmó la expansión de su sede en París este año, con un aumento de empleados de 700 a 1.000. Google no dio a conocer la cantidad que gastará en su inversión.

Otros anuncios se refieren a cuatro plantas de producción de alimentos y un centro de investigación en tecnologías inalámbricas.

La oficina de Macron dijo que los directores generales de Google, Facebook, Coca Cola, HSBC, Goldman Sachs, Samsung y Alibaba estaban entre los asistentes a la reunión.

___

Angela Charlton en París contribuyó para este despacho.