KENTLAND, Indiana, EE.UU. (AP) — Un hombre de 25 años fue sentenciado a 55 años de prisión por la muerte de tres personas en Indiana, se informó el martes.

Sebastian Wedding se disculpó el lunes, diciendo que lamentaba “todo lo que pasó", antes de enterarse de su castigo en el Tribunal Superior del condado de Newton. The Post-Tribune indicó que el acusado aceptó declararse culpable de dos cargos de asesinato.

A cambio, evita una posible sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional.

Derrick Cardosi, otro acusado en el caso, también de 25 años, será juzgado en enero por cargos que incluyen asesinato.

Los cuerpos de Justin L. Babbs, de 20 años, Richard Thomas, de 23, y Kimberly Spears, de 39, fueron hallados apuñalados varias veces el 28 de agosto en un hogar en la comunidad de Sumava Resorts.