VERONA, Italia (AP) — Inter debió esforzarse para superar el lunes 2-1 al Hellas Verona, un equipo amenazado por el descenso, con lo que continuó su comienzo invicto en la temporada de la Serie A.

Ivan Perisic anotó el tanto de la victoria a la mitad del segundo tiempo. Menos de 10 minutos antes, Giampaolo Pazzini había empatado por la vía del penal.

El español Borja Valero abrió el marcador por los “nerazzurri” en la primera mitad.

Inter volvió al segundo puesto de la tabla, dos puntos detrás de Napoli y uno delante del hexacampeón defensor Juventus, así como de Lazio.

Verona cayó al penúltimo sitio, con apenas una victoria en 11 cotejos.

Bajo las órdenes del nuevo entrenador Luciano Spalletti, Inter ha mostrado continuidad. Es el primer equipo de la Serie A que ha empleado el mismo once inicial en cinco cotejos distintos de esta campaña.

Valero, transferido por la Fiorentina, inauguró el marcador a los 36 minutos, cuando desvió un centro de Antonio Candreva. Dos defensas se distrajeron para marcar al argentino Mauro Icardi.

El tanto de la igualdad llegó con ayuda del videoarbitraje.

Originalmente, el silbante ordenó que se siguiera jugando tras un contacto entre el arquero Samir Handanovic y Alessio Cereci. Una vez consultada la repetición, se determinó que el guardameta sí cometió una falta sobre el extremo de Verona.

Pazzini ingresó como sustituto para cobrar el penal, certero, rasante y pegado al poste izquierdo.

El uruguayo Matías Vecino estrelló un balón en el travesaño unos minutos antes de que Perisic marcara el tanto de la victoria. Tras un corner, el balón fue despejado por la zaga en dirección del internacional croata.

Perisic disparó con tal potencia que el arquero brasileño Nicolas no tuvo tiempo de reaccionar.