TALLAHASSEE, Florida, EE.UU. (AP) — Los contribuyentes de Florida han pagado más de 11 millones de dólares en los últimos 30 años para resolver de forma extrajudicial más de 300 casos de empleadas estatales que denunciaron acoso sexual o que fueron obligadas a trabajar en ambiente hostil.

The Associated Press solicitó la información al organismo estatal encargado de dar seguimiento a las indemnizaciones extrajudiciales relacionadas con demandas presentadas contra agencias y universidades del estado.

La administración del director de finanzas, Jimmy Patronis, difundió un informe que detalla los pagos efectuados que se remontan a 1987.

Las cantidades van desde los 5.500 dólares entregados a una estudiante de la Universidad Estatal de Florida que acusó de acoso a un supervisor, hasta 1,3 millones por una demanda colectiva interpuesta por enfermeras de prisiones estatales.

El informe detalló solo un pago para resolver extrajudicialmente la acusación que una empleada legislativa presentó en la década de 1990. Sin embargo, el informe no incluyó un pago secreto por 47.000 dólares a una analista legislativa en 1988 para evitar que demandara a un influyente legislador estatal. El caso nunca fue a tribunales pero se conoció debido a los detalles facilitados por un jurado investigador y al final resultó en una reprimenda para el legislador.

De manera rutinaria, Florida paga millones de dólares cada año para resolver extrajudicialmente numerosas demandas que abarcan todo tipo de reclamos, desde trabajadores que sufrieron lesiones hasta residentes cuyos vehículos o propiedades dañadas por empleados estatales.

Desde 1987, el estado ha pagado más de 74 millones de dólares para resolver casi 2.100 denuncias a empleados, incluyendo más de casos 300 por acoso sexual.