COPENHAGUE (AP) — Un sueco de 41 años fue declarado culpable de violación y condenado a 10 años de prisión por obligar a adolescentes en Canadá, Gran Bretaña y Estados Unidos a realizar actos sexuales frente a webcams mediante amenazas a ellas y sus familias.

Una corte en Uppsala, Suecia, halló a Bjorn Samstrom culpable de actos delictivos sexuales contra 27 menores de edad entre 2015 y principios de 2017. Samstrom amenazó con publicar fotos de las 26 niñas y un varón en sitios pornográficos o matar a sus familiares si no realizaban actos sexuales frente a la cámara de su computadora.

La corte lo declaró culpable de violación, coerción sexual y otros cargos aunque nunca conoció a sus víctimas en persona.

Es la primera vez que la justicia sueca condena a una persona de violación por delitos perpetrados a través de internet. La ley sueca considera ciertos actos como violación aunque no se produzca penetración.

Samstrom reconoció la coerción de los menores _que entonces tenían menos de 15 años_, pero negó que sus actos constituyeran violación.

“Lo han condenado por crímenes de los que no se considera culpable, por eso es muy posible que apele”, dijo el abogado defensor Kronje Samuelsson a la agencia noticiosa TT.

Samstrom también fue condenado por posesión de pornografía infantil, ya que conservó grabaciones de sus víctimas, según el fallo de la corte.

Se le ordenó pagar daños a las víctimas que se identificaron y reclamaron compensación, por un total de 1,1 millones de coronas (131.590 dólares).

El juicio duró 20 días y se realizó a puertas cerradas para proteger la identidad de las víctimas. La fiscal Annika Wennerstrom había solicitado una pena de 10 años de prisión.