CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco envió el viernes una carta de condolencias al gobierno de Malta por el asesinato de la periodista investigadora Daphne Caruana Galizia. En un gesto inusual por tratarse de un ciudadano particular, Francisco dijo que rezaba por la familia de Caruna Galizia y por todo el pueblo maltés "en este momento difícil".

Dijo que se sentía "entristecido por la trágica muerte".

El asesinato con un coche bomba causó estupor en esta nación mayoritariamente católica.

La carta de condolencias fue dirigida al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, durante muchos años un funcionario del Vaticano hasta que fue designado obispo de Malta en 2012.

La periodista era conocida por sus intrépidos reportajes sobre la corrupción en la nación insular del Mediterráneo.

Los tres hijos de la periodista, de 53 años, exigieron el jueves la renuncia del primer ministro Joseph Muscat por “fracasar en la defensa de nuestras libertades fundamentales” al no desarraigar la corrupción.

Un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU exigieron que el gobierno maltés “cumpla su compromiso de una investigación independiente inmediata” del asesinato cometido el lunes mediante un poderoso coche bomba.

Muscat, que se encontraba en la cumbre de la Unión Europea en Bruselas, rechazó sus acusaciones de que Malta es un estado mafioso.

Muscat denunció el asesinato y propuso una recompensa para quien encuentre a los asesinos. Prometió “no dejar piedra sobre piedra” en la investigación, en la que ayudan el FBI, Scotland Yard, Europol y forenses holandeses.

Caruana Galizia era una de las críticas más severas de Muscat, al revelar las conexiones de su esposa y miembros de su gobierno con empresas fantasma en Panamá. Los Muscat han rechazado todas las acusaciones.

También criticaba duramente a la oposición.