HONOLULU (AP) — Las dos mujeres hawaianas que dijeron que estuvieron perdidas en el mar durante meses a bordo de su velero nunca activaron su baliza de emergencia, dijo la Guardia Costera de Estados Unidos, un hecho que se suma a la creciente lista de inconsistencias que plantean dudas sobre su angustiosa historia de supervivencia.

Las náufragas habían contado a The Associated Press que tenían radios, teléfonos por satélite, GPS y otros equipos de emergencia, pero nunca mencionaron una radiobaliza de posición de emergencia o EPIRB.

La revisión realizada por la Guardia Costera sobre el incidente y entrevistas posteriores con las dos mujeres revelaron que tenían una EPIRB a bordo pero que nunca la encendieron.

Jennifer Appel confirmó en una entrevista el martes que tenían la baliza y que no la usaron porque, según su experiencia, solo debía usarse cuando se está en peligro físico inminente o quedan menos de 24 horas de vida.

"Nuestro casco esa sólido, estábamos florando, teníamos comida y agua y una capacidad de maniobra limitada”, dijo Appel en Japón, a donde la Marina de Estados Unidos las trasladó tras ser rescatadas en el mar. “Y todas esas cosas indicaban que no íbamos a morir. Dicho esto, nos iba a llevar más tiempo llegar a donde íbamos”.

Sin embargo, en retrospectiva, Appel dijo que hubo dos ocasiones en las que debería haber activado el dispositivo _ una cuando ella y Tasha Fuiava se alejaron de Hawaii entre finales de junio y principios de julio, y una segunda vez ante la isla de Wake el 1 de octubre.

Antes, Appel y Fuiava habían dicho que estaban a punto de rendirse cuando fueron rescatadas por la marina estadounidense la semana pasada, a miles de millas de distancia de su trayecto inicial.

Las dos mujeres se conocieron a finales de 2016 y en cuestión de una semana decidieron realizar un viaje juntas. Fuiava nunca antes había navegado. Planearon que les llevaría 18 días llegar a Tahití y luego recorrerían el Pacífico Sur y regresarían a Hawaii en octubre. Partieron el 3 de mayo junto a sus dos perros, que también fueron rescatados.

Las autoridades contradijeron elementos clave del relato de las dos náufragas, que no son consistentes con los reportes sobre el tiempo ni la geografía básica del Océano Pacífico. Las discrepancias plantearon dudas sobre si Appel y su compañera de travesía podrían haber evitado el desastre.

___

El periodista de The Associated Press Ken Moritsugu contribuyó a este despacho desde Naha, Japón.