PARIS (AP) — Después de su más reciente fracaso en la Liga de Campeones, Paris Saint-Germain regresó a la rutina de dominar la liga francesa al arrollar el sábado por 5-0 al colero Metz.

El triunfo dejó a PSG con 14 puntos de ventaja sobre su escolta Mónaco, cuando restan apenas nueve fechas, por lo que tiene prácticamente en el bolsillo su quinto título de liga en las seis últimas campañas.

Sin embargo, otro campeonato doméstico probablemente no alcance para que el técnico Unai Emery conserve su cargo, luego de ser eliminado en los octavos de final de la Champions por segunda temporada consecutiva.

PSG perdió el martes 2-1 ante Real Madrid, que liquidó con un marcador global de 5-2 la serie de octavos de final ante el conjunto francés.

Emery fue abucheado por un sector de la grada el sábado en el estadio Parc des Princes.

"Nos permite voltear la página por lo del martes”, dijo Emery con cierto aire esperanzador. "Necesitabamos ganar tras la eliminación. Hay que seguir en nuestro rumbo”.

PSG ni siquiera necesitó de su goleador Edinson Cavani (suspendido) ni del brasileño Neymar (lesionado) para pasarle por encima a Metz. Christopher Nkunku hizo un doblete, y Kylian Mbappé, Thomas Meunier y Thiago Silva metieron los goles del club parisino.

En el resto de la jornada, el delantero argentino Emiliano Sala anotó con un cabezazo a cuatro minutos del final para darle a Nantes la victoria 1-0 ante Troyes.

El triunfo dejó a Nantes, el equipo del técnico Claudio Ranieri, en el quinto lugar. Sala, por su parte, llegó a 12 goles para igualar su total de la pasada temporada con el club y a falta de nueve jornadas.

Nantes marcha un punto por delante de Rennes, que igualó 1-1 con Saint-Etienne.

Otros dos partidos se saldaron con empates por 1-1: Dijon ante Amiens y Lille contra Montpellier. Además, Burdeos empató sin goles con Angers.

Hinchas de Lille invadieron la cancha tras el final. El personal de seguridad precisó de varios minutos para apaciguar la situación antes que unos 200 fanáticos volvieron a las gradas tras encarar a los jugadores cerca del círculo central.

Mónaco derrotó el viernes por 3-1 a Estrasburgo para aumentar a siete puntos su ventaja en el segundo puesto sobre Marsella, que visita el domingo a Tolosa.