SEÚL, Corea del Sur (AP) — El presidente Donald Trump le envió una dura advertencia al líder norcoreano Kim Jong Un el miércoles, diciéndole que las armas que está desarrollando “no le están dando más seguridad. Están poniendo a su régimen en grave peligro”.

En un discurso pronunciado horas después de que abortó una visita a la fortificada zona desmilitarizada coreana debido a mal clima, Trump exhortó a todas las naciones a unir fuerzas “para aislar al régimen brutal de Corea del Norte; para negarle cualquier forma de apoyo, suministros o aceptación”.

“Hoy espero hablar no solo por nuestros países, sino por todas las naciones civilizadas, cuando le digo a Corea del Norte: no nos subestimen. Y no nos pongan a prueba”, declaró ante legisladores surcoreanos. “Defenderemos nuestra seguridad común, nuestra prosperidad compartida, y nuestra libertad sagrada”.

Trump había programado una visita no anunciada a primeras horas de la mañana a la zona desmilitarizada, en medio de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte debido al programa nuclear de Pyongyang.

El helicóptero presidencial salió de Seúl justo al amanecer y recorrió gran parte del trayecto hacia la zona desmilitarizada, pero se vio obligado a volver cuando estaba a solo cinco minutos de llegar debido a las malas condiciones climáticas. Los reporteros, que viajaban en un helicóptero chinook como parte de la caravana presidencial, vieron neblina a través de las ventanillas y los reportes meteorológicos provenientes de la frontera intercoreana mostraron condiciones de niebla y visibilidad menor a kilómetro y medio (una milla). De acuerdo a las autoridades, los pilotos no podían ver a los otros helicópteros en el aire.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que el presidente estaba decepcionado por no haber podido realizar el viaje. “Creo que está bastante frustrado”, dijo a los reporteros. “Obviamente es algo que deseaba hacer”.

Antes de salir rumbo a Asia, un funcionario de la Casa Blanca había descartado una visita de Trump a la zona desmilitarizada, al afirmar que el mandatario no tenía tiempo en su agenda y que las visitas a ese lugar se habían convertido en un cliché.

Pero Sanders señaló que la visita estaba planeada mucho antes de que Trump partiera rumbo a Asia. El viaje se había mantenido en secreto por motivos de seguridad, recalcó ella.

El mandatario tenía programado realizar la visita acompañado del presidente surcoreano Moon Jae-in, quien se trasladó por separado y aterrizó a unos 20 minutos por carretera del lugar. Sanders señaló que el ejército y el Servicio Secreto determinaron que ese aterrizaje no sería seguro, y Trump les dejó a ellos la decisión.

Después de volver a Seúl, funcionarios del gobierno esperaban que pudieran esperar a que pasara el mal clima y realizar un segundo intento de aterrizaje. En la zona de aterrizaje del ejército estadounidense, el jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, y Sanders observaban constantemente las nubes para ver si el cielo se despejaba. Pero el clima lo impidió.

___

Los periodistas de Associated Press Zeke Miller y Matthew Pennington contribuyeron a este despacho desde Washington.

___

Lemire está en Twitter como http://twitter.com/@JonLemire y Colvin como http://twitter.com/@colvinj