EL-ARISH, Egipto (AP) — Presuntos extremistas islámicos atacaron un vehículo policial en el norte de la península del Sinaí el domingo, matando a dos reclutas, informaron las autoridades.

El ministro de defensa del país prometió, en un discurso televisado, “purgar al país” de los fanáticos islamistas.

Fuentes oficiales dijeron que los atacantes malograron el camión policial con una bomba detonada a control remoto y luego avanzaron disparando sus fusiles. Diez reclutas resultaron heridos en la emboscada en las afueras de el-Arish, la mayor ciudad del Sinaí sobre la costa mediterránea, dijeron.

Las fuerzas de seguridad egipcias llevan años combatiendo contra las milicias en el norte del Sinaí, que han protagonizado una insurgencia desde el derrocamiento en el 2013 del presidente islamista Mohamed Morsi. La insurgencia es conducida por una banda afiliada al grupo Estado Islámico.

Egipto también encara una insurgencia en la zona desértica del oeste del país, donde recientemente un ataque mató a 16 policías.