LA PAZ (AP) — Dos personas murieron y es posible que otras dos también hayan fallecido tras un alud de lodo provocado por el desborde de un río en el centro de Bolivia, informaron fuentes oficiales.

El miércoles temprano, el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, informó sobre los dos decesos y precisó que el cuerpo de un menor de 12 años y una persona adulta fueron encontrados por la mañana. Más tarde, el vicepresidente Álvaro García Linera informó a periodistas locales que según el reporte preliminar de las familias afectadas, el número total de fallecidos podría ascender a cuatro. Sin embargo, no hay otra autoridad que haya confirmado esto último.

“Aquí están las familias, la mamá, la hermana de las personas que han fallecido”, dijo García.

En tanto, los operativos con equipos especializados llegaron al lugar para colaborar con el rescate de los cuerpos.

La víspera, el río Taquiña se desbordó y afectó la localidad de Tiquipaya, a unos 250 kilómetros al este de La Paz. Según imágenes televisivas, un lodo espeso recorrió las calles llevándose más de dos casas y automóviles que estaban a su paso.

El presidente Evo Morales declaró el miércoles el estado de emergencia en Beni, Pando, Cochabamba, Tarija y Potosí, regiones que en los últimos días fueron afectadas por intensas lluvias. El estado de emergencia permite disponer de fondos para atender a las más de 6.300 familias damnificadas.