SAN SALVADOR (AP) — El impacto de la sequía ha provocado severos daños a la agricultura de El Salvador y las autoridades decretaron alertas en gran parte del territorio nacional para brindar asistencia humanitaria a los afectados.

La Dirección de Protección Civil explicó el martes que debido a las condiciones generadas por la sequía en cuanto a pérdidas de cultivos y afectaciones en los medios de vida, los daños irreversibles se han registrado en 143 de los 262 municipios del país. De éstos, 87 están ubicados en la zona oriental.

La alerta incluye a 12 de los 14 departamentos de El Salvador.

El informe especial denominado “Sequía Meteorológica” emitido por el ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales establece que la condición de sequía meteorológica extrema se alcanza en 29 días secos consecutivos.

En la zona oriental de país, donde se produce la mayor parte de granos básicos de El Salvador, el calor sobrepasó en días pasados cifras récord con más de 41 grados centígrados.

El impacto de la sequía en la agricultura se calcula en 3,2 millones de quintales de la cosecha de granos básicos, pero los daños superan los seis millones de quintales, situación que afecta a más de 77.000 productores con pérdidas que se calculan en 24,9 millones de dólares.

Al declarar alerta naranja en los 12 departamentos con mayor afectación y alerta roja en los 143 municipios, de acuerdo con el plan de emergencia, se podrá disponer de todos los recursos que el Estado necesite para ayudar a la población afectada.

El martes por la tarde, el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, dijo en conferencia de prensa que el gobierno apoyará con ayuda financiera, semillas e insumos a los productores en general y en particular a los productores de maíz. Además se dará asistencia técnica.