HOUSTON (AP) — Marwin González coronó su gran actuación en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del viernes con un momento incluso más grande.

Poco después de retirar a un corredor en el plato para ayudar a los Astros de Houston a vencer 2-1 a los Yanquis de Nueva York, el venezolano se apresuró al hospital para el nacimiento de su tercer hijo, un niño de nombre Blake Jacob.

“Estaba contento y exhausto al mismo tiempo”, dijo González después de que Houston tomó ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete encuentros después de una nueva victoria de 2-1 el sábado. “Pero estaba contento de poder estar ahí”.

El manager de los Astros, A.J. Hinch dijo que el bebé, hijo de González y su esposa Noel, nació en las primeras horas del sábado. Es el segundo hijo varón de González, quien también tiene una hija.

“Tuvo una muy buena noche”, dijo Hinch.

Hinch comentó que González dejó a su esposa en el hospital antes de llegar al juego y volvió una vez que terminó el encuentro.

“Ha estado jugando todos los partidos consciente de que podía ocurrir en cualquier momento”, dijo Hinch. “Pensaron que el otro día, cuando estábamos en Boston para los juegos 3 y 4, que tendrían al bebé mientras él estaba de viaje. Ella no estaba muy contenta”.

Durante el encuentro, González no recibió ningún mensaje de actualización por parte de su esposa, por lo que pensó que se había perdido del alumbramiento.

“Pensé que no llegaría”, comentó. “Pensé que me iba a sorprender con mi bebé”.

Pero en lugar de eso, llegó al hospital 90 minutos antes que el pequeño Blake.

En el encuentro del viernes, los Astros tenían ventaja de 2-0 cuando Greg Bird abrió la quinta entrada con sencillo y Matt Holliday llegó a la inicial con el error de José Altuve. Con dos outs, Aaron Judge bateó sencillo y González sacó un disparo de 97 millas por hora al receptor Brian McCann para poner fuera Bird en el plato.